A veces para mejorar tu salud considerablemente no es necesario hacer cambios radicales, en algunos casos resulta más beneficioso realizar pequeñas modificaciones de conducta y adquirir mejores hábitos, como por ejemplo: un cambio de dieta, corregir la postura, enriquecer la mente y el espíritu, etc.  A continuación te dejamos 10 pequeños cambios que pueden hacer una gran diferencia en tu día a día.

 1.     Tu cuerpo, tu templo.

La prevención y detección precoz de enfermedades son elementos claves para mantener un buen estado de salud.  Es por ello que ir al día con el calendario de vacunación y realizarte análisis de laboratorio con la frecuencia adecuada para tu edad y género son indispensables para ayudarte a detectar a tiempo afecciones  mayores.

2.     Postura

El simple hecho de sentarse bien, caminar derechos o realizar al menos 10 minutos ejercicios de  flexibilización con pilates, yoga o natación. Ayudarán a disminuir dolores de espalda y articulaciones.

3.     Solo respira y relájate

Toma al menos 5 minutos del día para descansar del estrés cotidiano. Es bien conocido que la mente domina al cuerpo, por lo que alejarte de aquellas cosas que te  alteran traerá, puedes mezclarlo con un masaje, velas aromaticas, faciales, un buen baño, o cualquier cosa que te regale resultará beneficio a tu psique y a la larga a tu propio cuerpo.

4.     Soñar no cuesta nada

El simple hecho de dormir alrededor de 7 a 8 horas al día puede mejorar tu calidad de vida, al igual que ayuda a disminuir el riesgo de padecer algunas enfermedades. Algunos estudios han demostrado que dormir menos  incluso puede afectar directamente a nuestro peso.

5.     Sé sociable.

Está confirmado que las personas que se mantienen activas mentalmente están más protegidas contra el deterioro cognitivo, por lo que adquirir el  hábito de charlar de temas diversos con distintas personas, leer libros, periódicos, disfrutar de la música o el arte te ayudarán a prevenir enfermedades como  el alzhéimer o la demencia.

6.     El agua es vida

El cuerpo humano está conformado en gran parte de agua,  la orina y el sudor es una de las formas en la que nuestro organismo limpia el organismo de toxinas que no necesita, es por eso que es necesario beber al menos 8 vasos de agua al día para mantener un nivel saludable de líquidos en nuestro organismo.

7.      El plato es tan importante como el zapato

Una dieta balanceada y equilibrada realizada en 5  moderadas comidas al día es de vital importancia, pero esta no serviría de mucho si no la acompañas con el hábito del ejercicio que te ayude a quemar calorías y mantenga tu cuerpo joven. Si deseas acudir a un GYM o acudir con un nutriólogo, te recomendamos visitarlos con análisis de laboratorio de rutina como por ejemplo examen general de orina,  glucosa, colesterol, triglicéridos, para que los profesionales en la salud adecuen la dieta  y rutina de ejercicios según tus necesidades fisiológicas.

8.     Ojos lejos de las pantallas.

En la vida moderna estamos todo el día con una pantalla encendida, ya sea la computadora, Tablet, Smartphone, televisión, lo cual puede alterar la visión a la larga. Procura mantener un breve receso de ellas cada 2 a 3 horas, relaja la vista mirando el cielo, una obra de arte o el paisaje, tus ojos te lo agradecerán.

9.     ¡Sonríe!

Llena tus pilas positivas esparciendo la alegría con una sonrisa.  Al sonreír liberas estrés , ansiedad, promoviendo la salud física y mental de manera inmediata.

10. Verse bien, es sentirse bien.

Procura usar ropa que te guste, cortarte el cabello de forma que te haga sentir bien, etc. Si bien es cierto que puede sonar un poco superficial, la verdad es que a veces esas pequeñas cosas pueden ayudarte a ganar confianza, lo que refuerza tu estado de ánimo y por ende tu salud.

Una persona que se encuentre enferma es más difícil  que sea feliz, ya que el desgaste no solamente es corporal sino que puede provocar alteraciones anímicas desfavorables, Si te sientes decaído sin motivo alguno te recomendamos visitar a tu médico de confianza y realizarte los análisis de laboratorio como por ejemplo  una biometría hemática de 35 elementos, perfil de anemia, vitamina D, marcadores tumorales https://pruebadeadnmexico.com.mx/promociones/, etc., para descartar posibles enfermedades.