¿Qué es la apolipoproteína?

Una apolipoproteína es, una proteína que contiene y transporta lípidos en la sangre. Las apolipoproteínas proporcionan integridad estructural a las lipoproteínas y protegen los lípidos que repelen el agua (hidrofóbicos) situados en su centro

La mayor parte de las lipoproteínas son ricas en colesterol o triglicéridos y transportan los lípidos por el organismo para que puedan ser capturados por las células. La lipoproteína de alta densidad (HDL, el colesterol “bueno”) va a los tejidos y captura el exceso de colesterol, transportándolo de nuevo al hígado. En el hígado, el colesterol es reciclado para un posterior uso o bien es excretado hacia la bilis. El transporte reverso de HDL es el único mecanismo por el cual las células pueden eliminar el exceso de colesterol.

El colesterol HDL ayuda a proteger las arterias y, si hay suficiente cantidad, puede incluso revertir el proceso de formación de placas de grasa; estas placas son depósitos debidos a la aterosclerosis que pueden provocar el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

La apolipoproteína A-I activa las enzimas que cargan el colesterol de los tejidos a la HDL y permite que, al final del transporte, la HDL sea reconocida por los receptores del hígado y se una a ellos.

¿Cuándo solicitar el estudio?

Se puede solicitar el estudio de la apolipoproteína A-I (Apo A-I) y B, como parte de un perfil para establecer el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular (ECV) y como alternativa al colesterol HDL .

A veces se solicita la Apo A-Iy B para:

  • Diagnosticar deficiencias hereditarias o adquiridas de Apo A-I

  • Evaluar a personas con antecedentes familiares o personales de enfermedad cardíaca y/o hiperlipemia (aumento de colesterol o de triglicéridos).

  • Monitorear el tratamiento hipolipemiante (para disminuir los niveles de lípidos en sangre)

 

¿Qué significa el resultado?

Los niveles bajos de Apo A-I  se puede relacionar a un bajo nivel de HDL, la cual altera la capacidad del hígado de eliminar los excesos de colesterol.

Mientras que un valor bajo del Apo A-1, con valores elevados de Apo B, son indicativos de un aumento de riesgo de una enfermedad cardiovascular (ECV)

Si existe una déficit de Apo-AI, provocando la baja de HDL puede provocar hiperlipidemia e incremento del colesterol malo (LDL), teniendo como consecuencia trastornos genéticos como la  aterosclerosis.

Consecuencias:

¿Qué puedo hacer para revertir los efectos negativos ?

Implementa una dieta y  disminuyen la ingesta de grasas saturadas, mantén un peso saludable y  haz ejercicio regular, de esta forma aumentarás el colesterol HDL y la Apo A-I y  el Apo-B disminuirá. No olvides consultar con tu doctor de confianza.

AVISO IMPORTANTE: Los resultados  y diagnósticos deben de ser interpretados por un experto de la salud, consulte a su médico. Si tienes alguna  otra duda acerca de este estudio consulta con nosotros al 01(800) 701-5572 o mediante nuestro chat.